En comunicación, hay decenas de trabajos que no se pueden realizar de forma remota (o al menos tan bien como se haría físicamente). Es difícil sustituir el aspecto personal de una reunión cara a cara, la complicidad en una rueda de prensa, los “off the record” que tan poco nos gustan en la agencia…

No importa lo increíble que fuera la sensación de tener un evento cada día, mantener reuniones cada hora, viajar a presentaciones constantemente (frecuentemente en paraísos urbanos). La situación ha cambiado, y la frenética actividad con decenas de reuniones semanales va a transformarse muy considerablemente. Nos encaminamos hacia una sociedad más tecnológica y con mayor distancia social, pero también mucho más eficiente.

Llevamos muchos años trabajando en otros países desde España y sin duda, se consigue una mayor confianza tanto con prensa o influencers si te reúnes en persona. Pero por otro lado, la agenda se optimiza de una forma drástica si en lugar de tener que desplazarnos constantemente para interactuar con los diferentes agentes, sustituimos estos encuentros por eficaces encuentros digitales.

Antes solíamos decidir si ver a nuestros clientes en en Sublime Tokio o Miyama… ahora tenemos Discord o Zoom. El mundo ha perdido belleza, pero sin duda, es más eficiente. No podemos elegir las cartas que nos tocan, pero sí cómo jugarlas. A corto plazo, tenemos un mundo asustado por un virus. A medio, quizás también. Pero competiremos en este mundo eficiente y buscaremos hacerlo de forma excelente.

FOTO: TLC

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies